Receta de un quesillo clásico

El quesillo hoy en día cuenta con múltiples variantes que hace un tiempo no existía. Por esta razón, regresa a lo clásico y aprende a preparar un quesillo con la receta clásica de la abuela.

El quesillo y su versatilidad

Muy pocos postres hoy en día tienen todas las cualidades juntas como lo es el quesillo ¿A qué nos referimos con esto? A que el quesillo puede prepararse con pocos ingredientes que muy posiblemente ya tengas en casa. Asimismo, para hacerlo tiene un nivel de dificultad muy bajo, por lo que no debes preocuparte si la cocina no es tu sitio de confort.

Finalmente, un quesillo bien hecho podría estar presente en muchísimos eventos. Desde el típico cumpleaños infantil, pasando por una graduación hasta en una boda. Todo dependerá del gusto del anfitrión y la decoración y presentación del mismo. Así pues, tomando todo esto en cuenta, haz un quesillo para tu siguiente evento comprando estos ingredientes y siguiendo estos sencillísimos pasos.

Ingredientes esenciales

Cuando comenzamos a hablar de los ingredientes, vemos que no es necesario un presupuesto gigante. Simplemente con algunos pocos recursos podrías lucirte con el tuyo. Entonces, este se compone de seis ingredientes principales. Estos son: una lata de leche condensada, 5 huevos enteros, 250ml de leche completa, 5 cucharadas de azúcar blanca, un chorro de ron si quieres y vainilla.

A parte, como herramientas para cocinar, necesitarás un molde para tortas pequeño y un horno preferiblemente a gas. Como extra, podrías tener algunas galletas de soda o María para acompañar en caso de que no sea un cumpleaños o un evento en específico. Asimismo, puedes duplicar o triplicar las porciones para tener más cantidad de quesillo.

Preparación

Así como los ingredientes y herramientas son básicos, la preparación es igual. Lo primero que deberás hacer, es el caramelo. Este se hace al agregar un cuarto de taza de agua al molde para tortas junto a las cucharadas de azúcar. A fuego medio, remueve hasta que se haga el caramelo de color dorado.

Por otra parte, en una licuadora debes mezclar la leche condensada, la leche completa, los huevos y la vainilla hasta que se haga una mezcla homogénea. Luego de ello, debes agregar esta mezcla al molde con el caramelo bien esparcido. Todo esto lo deberás hornear a 175°C en baño de María por una hora y media más o menos. Por último, en la nevera cuando esté a temperatura ambiente para enfriarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *